Actualmente estas normas se acompañan de otras de gran importancia, que vienen a asistir al profesional de la contaduría pública, en el momento de ejecutar su labor para los clientes, en los temas específicos de estándares internacionales para trabajos de: aseguramiento (ISAE), Control de Calidad (ISQC) y Servicios Relacionados (ISRS).
Como ocurre en el caso de las Normas Internacionales Información Financiera (NIIF), se promueve la implementación de un estándar internacional para facilitar la comparación y con esto el entendimiento, pero sobre todo para fomentar el cumplimiento de los requisitos, principalmente éticos y técnicos que pueden afectar de manera significativa la apreciación u opiniones consignadas en los informes que un profesional contable puede elaborar y presentar.
En conjunto, este compendio normativo está dividido en dos tomos: Normas Internacionales de Auditoría y Control de Calidad, y el Manual de Pronunciamientos Internacionales (este ultimo donde se incluyen las normas relativas a otros trabajos para atestiguar y servicios relacionados)
Los ejecutivos de hoy están inmersos en la creación, uso y análisis de información financiera y contable, bien sea desde sus roles como funcionales, gerentes de área, contadores o auditores. Siendo entonces el objetivo principal de una auditoria, el reportar acerca de la confiabilidad de la información preparada bajo un marco normativo específico, opinando sobre el origen de las cifras que se presentan en los estados financieros (Generalmente las Normas Internacionales de Información Financiera)
La contribución del contador publico, no se limita a lo anterior y en su ejercicio se enfrenta a una serie de situaciones, donde requiere un apoyo adicional a su labor con otras alternativas y orientaciones que vienen a robustecer el resultado: su informe con una calidad superior.
Por esto debemos tener claro, sobre qué marco normativo debemos basarnos para el desarrollo de un trabajo determinado:
Las Normas Internacionales de Auditoria, son de aplicación en la auditoria de la información financiera histórica, redactadas éstas en el entendido de un trabajo de auditoria que será realizado por un auditor independiente y están sujetas ha ser adaptadas según lo establece la ISA 200 – Objetivos generales del auditor independiente y la conducción de una auditoria de acuerdo con las Normas Internacionales de Auditoria.
Las Normas Internacionales de Trabajos de Revisión (ISRE) son de aplicación en la revisión de la información financiera histórica, diferente a la de los trabajos de auditoria cubiertos con las NIA.
El objetivo de esta norma es ofrecer una aseveración negativa en el informe, permitiéndole al Contador Público pronunciarse sobre si la base de los procedimientos, proporcionan o no, toda la evidencia que era requerida en una auditoria. Algún elemento ha levantado su atención, haciéndole pensar que los estados financieros no han sido preparados, tomando en cuenta todos los aspectos importantes, de acuerdo con el marco de información financiera aplicable.
Las Normas Internacionales para Trabajos de Atestiguamiento (ISAE) son de aplicación en las asignaciones de aseguramiento, que no sean de auditorias, ni de revisiones de información financiera histórica. Es decir las anteriores.
En esta norma, se establecen principios básicos y procedimientos esenciales para desempeñar trabajos para atestiguar información financiera histórica. Por “trabajo para atestiguar” entendemos, que es aquel que se realiza con el objetivo de expresar una conclusión, para mejorar el grado de confianza de los usuarios previstos, siempre que no sean la parte responsable (la administración, en la mayoría de los casos)
Las Normas Internacionales de Servicios Relacionados (ISRS) se aplican, en la recopilación de las asignaciones para aplicar los procedimientos acordados a la información y a las asignaciones de otros servicios relacionados. El objetivo de un trabajo de este tipo, es que el auditor lleve a cabo los procedimientos de auditoria que han sido convenidos entre el auditor y la entidad y cualquier otra tercera parte, y que se emita un informe de resultado y de hallazgos. Siendo el informe de esta manera, los mismos no expresarán valoración sobre alguna seguridad, en su lugar, los usuarios del informe evalúan por si mismos los procedimientos y hallazgos y extraen sus propias conclusiones y se restringe para el uso únicamente de las partes que han convenido la ejecución de estos procedimientos.
Las Normas Internacionales de Control de Calidad (ISQC) a diferencia de las anteriores, estas normas tienen como objetivo, que su aplicación trascienda independientemente del trabajo que se realice en la firma a la totalidad de sus servicios. El objetivo de estas normas es permitir a las firmas conformar un sistema de control de calidad que les proporcione una seguridad razonable de que la firma y su personal cumplen con las normas profesionales y los requisitos regulatorios y legales y que los informes emitidos por los socios responsables de los trabajos son apropiados en las circunstancias.
Teniendo claro estos conceptos tanto Clientes como Auditores (o Contadores Públicos) podemos entender con mayor claridad, cómo y en qué campos de acción podemos involucrarnos activamente y que limitantes y oportunidades ofrece para cada caso, la normativa existente que contiene los elementos básicos e indispensables que deben quedar plasmados por escrito entre las partes previo al desarrollo de cualquier trabajo sujeto a la aplicación de estas normas.
Para mayor información sobre los contenidos manejados favor visitar:
IFAC
IMCP
MGI en Latinoamérica, de igual manera ofrece su plataforma y conocimientos para el manejo integral de las NIA, con un enfoque progresivo de aplicación que garantice la seguridad y origen de la información financiera.
Permita una vez mas, que profesionales de MGI en Latinoamérica lo acompañen en proyectos de adopción de éstas normas de calidad.


Descargar PDF